Lo mejor del Primavera Sound 2012 @ Barcelona, España

June 12, 2012

ps-4

Por: Fernando de The Plastics Revolution y Fishlights @fheftye

Llegó el verano y con él, todos los festivales europeos importantes que a falta de mejor clima durante el resto del año, se tienen que limitar a aprovechar estos tres meses de sol y de atardeceres a las diez de la noche para juntar a las mejores bandas que están de gira. Siendo el 2012 un año de descanso para Glastonbury en Inglaterra, gran parte de la emoción festivalera y las expectativas de este verano se fueron hacia uno de los otros gigantes de este continente: el Primavera Sound Festival de Barcelona.

Con sus cinco días de duración (tres días completos en el Parc del Forum, dos de conciertos de inauguración y clausura en distintos foros de Barcelona), más tres semanas de actividades y eventos de preparación a lo largo de la ciudad, ocho escenarios patrocinados por marcas como San Miguel, Adidas y Ray-Ban, los promotores de All Tomorrow’s Parties o medios musicales como Pitchfork y Vice, y un cartel de ensueño con más de ciento cincuenta artistas, el Primavera prometía todo para perfilarse como uno de los festivales más importantes de este año.

Black Lips

ps-9

A diferencia de la mayoría de los festivales en nuestro continente, que empiezan a medio día y terminan a las primeras horas de la madrugada, los organizadores del Primavera decidieron agendar éste de manera fiel a la fiesta española, atrasando las actividades varias horas para que el festival empezara a las cinco de la tarde y terminara hasta las seis de la mañana. Esto, además de ahorrarle a todos las horas más intensas de calor, permitía también a los más fiesteros quedarse bailando hasta el amanecer, una gran manera de cerrar cada día de festival al contar con la vista del Mar Meditarráneo que ofrecía el Parc del Forum.

Mazzy Star

ps-1

The XX

ps-3

Entre los nombres fuertes del primer día de festival se encontraba Mazzy Star, quienes consolaron a la gente reunida en el escenario Ray-Ban con su dosis de rock americano lleno de nostalgia y de desahogo. Otro de los actos más esperados de este día fue el de los ingleses de The XX, agrupación que presentó material nuevo sugiriendo una nueva dirección un poco más electrónica en su próximo disco. Beirut, por su parte, demostró tener la suficiente presencia para poner a miles de personas a corear y moverse con su folclor balcánico en el escenario Mini (que de miniatura no tenía nada). Sin embargo, lo más destacable del día, a mi parecer, llegó hasta las tres de la mañana con el set del catalán John Talabot, quien cumplió perfectamente con su horario al poner a los fiesteros a bailar y a calentar motores para que después cerrara el escenario Erol Alkan con su DJ set. Otros artistas importantes que se presentaron este primer día fueron Wilco, Franz Ferdinand, Death Cab For Cutie y Spiritualized.

The Cure

ps-6

Sleigh Bells

ps-7

El segundo día empezó con Other Lives en el escenario San Miguel, quienes sorprendieron a la audiencia que no los conocía con su toque experimental de americana y psicodelia, una especie de mezcla entre Fleet Foxes y Radiohead. Después, en el escenario curado por Pitchfork se presentaron Lower Dens y su rock ambiental lleno de guitarras efectadas, seguidos por The War On Drugs, otro grupo norteamericano que ha estado llamando mucho la atención con su versión psciodélica del rock folk de Dylan. Más tarde llegó la hora para uno de los nombres más fuertes del festival, The Cure, quienes reunieron probablemente a la audiencia más grande de los tres días con sus ya conocidos clásicos como “Boys Don’t Cry” y “Friday I’m In Love“.

Entrada la media noche, una de las mejores presentaciones de todo el festival, los franceses M83 con un show increíble lleno de sintetizadores ochenteros y visuales coloridos que pusieron a todos a bailar y a corear de principio a fin. La noche continuó con un excelente set lleno de energía y más baile por The Rapture, y para cerrar, el broche de oro del día quedó a cargo de los sets del DJ mexicano Rebolledo acompañado por el chileno Matías Aguayo, y simultáneamente, en el escenario de Ray-Ban, el DJ belga de nu-disco Aeroplane.

ps

Neon Indian

ps-11

El último día de festival en el Parc del Forum arrancó con la agrupación chilena Astro, quienes a pesar de tocar ante una audiencia muy pequeña lograron poner a bailar a los tempraneros con su electropop amigable lleno de referencias a animales y psicodelia. En el escenario San Miguel siguió Sharon Van Etten, baladas poperas con toques de country y americana que fueron perfectas para sentarse a echar la cerveza bajo el sol. Lo mejor de este último día, en mi opinión, fue el dueto noruego de Kings Of Convenience, quienes lograron conmover al enorme público reunido con su juego de guitarras y voces a la Simon & Garfunkel y temas clásicos como “Me In You” y “I’d Rather Dance With You”. La noche continuó con los dreampoperos de Beach House presentando su material nuevo Bloom seguidos por el synthpop de la banda norteamericana Chromatics. Para cerrar el festival con una buena dosis de electrónica como los demás días, llegó el set de los franceses de Justice, quienes tenían al público en su bolsa desde antes de salir y lograron poner a todos a bailar a pesar de haber presentado un set un poco monótono. Le siguió un gran show lleno de chillwave y sintetizadores a cargo de Neon Indian y un DJ set del español Pional, quien puso a los últimos asistentes a bailar con sus famosos remixes hasta las primeras horas del amanecer.

Veronica Falls

ps-10

Con un excelente cartel cubriendo una gran variedad de estilos, que iban desde folk hasta house, pasando por sicodelia y electropop, el Primavera Sound logró cumplir con las difíciles expectativas de ser uno de los festivales más esperados del año. Aunque hubo ligeras fallas en la organización, sobre todo en cuanto a la enorme distancia entre escenarios y el probablemente inevitable acumulamiento de bandas muy similares en el mismo horario, añadidas a la inesperada cancelación de Björk, el nombre más grande del cartel, el Primavera Sound demostró tener lo necesario para perfilarse como uno de los festivales de música más importantes del mundo.

Archers Of Loaf
archersofloaf

Por: Alfredo “Maza” Guzmán

Seamos sinceros los headliners del Primavera Sound 2012 me daban un poco de pereza. No tengo nada en contra de The Cure, Franz Ferdinand o Wilco. Tampoco nada contra de The Drums, The Rapture o St. Etienne. Simplemente son cosas tan cotidianas en el panorama sonoro que ir a este festival para verlas me parecía un poco paradójico. Sin embargo, gracias a estos nombres se rompió el record de asistencia y mucho de los otros conciertos estaban, si no vacíos, al menos con espacio humano para disfrutar de lo importante: la música.

A continuación les dejo mis apreciaciones de lo que pude disfrutar en un Primavera que pese a nuevos modelos y grandes cambios, en las partes no tan populares del cartel fue uno de los mejores. Como siempre hay quejas de algo; las cancelaciones, el maratónico escenario Mini al cual para acceder había que hacer reserva en tren o la dificultad de transporte el jueves; pero como siempre también ocurre hay que mencionar la organización impecable.

Miércoles
El trabajo me hizo perderme las dos primeras bandas pero llegué justo para ver a The Wedding Present tocando el Seamonsters que fue más bien una música de fondo bastante amigable pero poco poderosa como para inaugurar el festival en la atractiva plaza del Arc de Trionf. The Walkmen, haciendo le quite ante las cancelaciones, tocaron lo de siempre. Sin mucha resonancia y tampoco grandes logros. A continuación The Black Lips, banda que gozan de un inexplicable el éxito. Tocan suficientemente bien como para un concierto pero nada más allá de mecánicas repetidas de los sesentas, un tanto soporíferos y monótonos.

The Wedding Present
theweddingpresent

Jueves
El primer día del festival en el Parc del Forum se venía debutar con fuerza. Mi emoción de ver a La Estrella de David fue transformada en una especia de premio de consolación. Tal vez fue el escenario, demasiado grande, pero falto algo, tal vez menos sol o mejor sonido. Baxter Dury fue algo así como el niño rico que tiene mucha onda pero de talento poco. Con un disco enorme a cuestas el directo pierde el fluir por lo que presenciamos un concierto lleno de ego y alguno que otro sobresalto.

Mi vena noventera me llevó a ver a Archers of Loaf para darme cuenta que ese sonido que interpretan tan bien suena un tanto viejo y desencantado. Me aburrí de tal manera que me fui para ver a la banda lusa Paus y me lleva una muy grata sorpresa. Su sonido, con dos baterías, teclado y bajo los hacen sonar un poco Battles pero pasados por un lago de electricidad. Sin lugar a dudas la sorpresa del festival.

Como estaba cerca me fui a donde el Sr. Chinarro daba un concierto sin garbo pero con mucho eficacia. La gracia del Sr. Luque es horrible y ni siquiera sus chistes y las burlas a los obsesos con “La piña conseguida” lo hacen simpático; pero su sonido y la compenetración con sus músicos es magistral. Simplemente un conciertazo incluida una gran versión del “Rayo verde”. Ya hecho el traslado hasta el escenario Mini me quedé a Death Cab for Cutie y su concierto típico. Bueno sin más y aunque un error de sonido los deslució salieron correctos.

De regreso a la civilización, y mientras Wilco y Beirut enamoraba sentimentales, en el ATP sonaban de Thee Oh Sees en una actuación definida por las palabras: diversión brutal. Sin ser grandes talentos los californianos logran mover hasta las piedras. Desafortunadamente que tuvieron que dar el anunció de la cancelación de Sleep.

Triste por la noticia me dirigí con alegría a ver a Bombino. Sin lugar a dudas el público no estaba preparado para la lección de sonido que dio el Niger. Un bluesman tuareg que rompió cualquier esquema y demostró a los pocos asistentes que la humildad es indispensable para llevarnos a sentir la música. Con los oídos encantados estuve a punto de irme a casa pero quedaba por ver a Spiritualized en un concierto brutal y sugestivo. Un reformado Jason Pierce lució su nuevo disco y entregó sendas versiones de “Mary” y “Hey Jane”. Nada mejor para cerrar la noche. En los otros escenarios había aún ruido pero no hubo necesidad de pasarse a contaminar.

Thee Oh Sees
thee-oh-sees

Viernes
Había que llegar temprano para comprar boletos de Jeff Mangum y ver a Nick Garrie tocando el The Nightmare of JB Stanislas. Lo que pasó ahí fue asombroso un hombre venido a más gracias a Elefant dejó enamorados a más de uno. La definición de hermosura fue oír “Ink pot eyes” como pieza abridora. Como para mi eso de la música triste es esencial decidí seguir sentado en Auditori y ver el frío concierto de Laura Marling para después hacer la cola para ver a Mangum en primer fila dar un concierto, como es habitual, pulcro. Pocos cambios a su sonido habitual pero ejecutado a la perfección.

Afuera tocaba Orthodox que dicen fue una bestialidad y valdría mencionar en cualquier reseña. Ensimismado me quedé en ahí viendo a Marianne Faithfull cantando con efectividad pero poco emocionante. Hubo varios momentos rescatar como versión de “The Crane wife” de The Decemberists. Después de un día encerrado en la sombra salí para ver le final de Afrocubism, ritmo sabroso para extraños y enterarme de que The Melvins habían cancelado lo que me daba la oportunidad de ver el homenaje a Big Star. Aquello fue excelente, amigos unidos rindiendo tributo a un maestro. La versión de “Holocaust” fue conmovedora.

Embelezado por las voces de Ira Kaplan y Mike Mills fui a ver a una de mis badas favoritas; Napalm Death. No es habitual encontrar metal en el Primavera y las razones fueron obvias. Para los hipsters sigue siendo un fetiche. Algunos fieles cantaban mientras que otros sonreían como en un zoológico. Buen concierto para un público desconocedor. En esos momentos tocaba de The Cure. Dirty Three fue la virilidad absoluta del día con una entrega apasionada y un impecable final. The Cure tocaba. Codaine empezaron flojos pero compusieron hacía el final. The Cure tocaba y el esceanrio ATP se vaciaba donde en punto de las 2:15 am se vio lo mejor del festival: Main.

Tocando apenas ante unas cincuenta personas el dueto británico formado en el 1991, “tocaron” cerca de una hora un ambient-glitch perfecto, subliminal y ominoso. He visto muchos conciertos en mi vida y poco me han dejado en el estado que Main lo hizo. Sólo una frase tópica de Shakespeare puede definirlo. “The rest is silence”; simplemente asombroso.

Wilco
wilco

Sábado
Tentado a no ir por la brutalidad de Main, llegué el sábado justo para comprar de nueva cuenta boletos de Mangum y ver a Refree que dio un concierto de altos vuelos. Ante el sol y el poco interés, el catalán dio una exhibición de experiencia cerrando con la bellísima versión de la canción anarquista “Gallo Rojo” en uno de las pocas expresiones políticas de todo el festival. Luego Mangum en el Auditorio tocó otro conciertazo, el mejor que le he visto, llamando a la agente a rodearlo en una experiencia bastante comunal y luminosa.

Al salir me enteré que Lisabo rompieron el día, lastima, otra vez será. Justo empezaban los Kings of Convenience y yo básicamente me fui por aburrimiento. Los noruegos han dejado de tener gracia y rozan peligrosamente el easy listening. Sin nada que ver me topé con el set acústico de Refree y Christina Rosenvigne. Bastante bueno y delicado. Además de que estaba justo al costado donde tocaría la leyenda francesa Dominque A que fue emoción pura. Si algo sabe hacer es entregarse con perfección, ni una nota mal puesta y un engranaje sonoro que abraza. Al final “La vérité” sonó hermosa, un concierto de esos tal vez sólo posibles en el Primavera.

Tenía una hora antes de Yo La Tengo y tocaban los de casa, Shellac. Épicos, de punta a puntas exorbitantes y geniales. Repetiré con ellos el año entrante que seguro tocan. Yo la Tengo estuvieron geniales. A mi gusto llegaron un poco tarde en el festival y en un escenario poco cómodo pero lo hicieron tan bien como pudieron y lograron un recital adecuado. Al final el cuerpo es viejo y no aguanta. Vi de lejos a LFO con su electrónica rocosa que me emocionó y el festival estaba terminado.

Baxter Dury
baxter-dury

Domingo
Como apunte final, Nacho Vegas y su cobardía. Un concierto típico de un músico, que como dice un amigo, ha dejado de ser valiente. Ya no va a sorprender y se queda en la comodidad de los éxitos y la melodía. Le he perdido el respeto. Luego, la tormenta y un Yann Tiersen aburrido hasta más no poder y como era noche ya no aguanté a ver Richard Hawley, demasiados conciertos que no vería de no ser por que están dentro del programa.

Share Button

Post escrito por: Blogger invitado

3 thoughts on “Lo mejor del Primavera Sound 2012 @ Barcelona, España

  1. Pingback: Javiera Mena @ Ocho y Medio, Madrid | Me hace ruido

  2. Pingback: Line-up del Primavera Sound 2013 | Me hace ruido

  3. Pingback: Listo el cartel oficial de @Primavera_Sound 2013 | Apolorama

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anti-Spam Quiz:

Post Relacionados