RPM: 30 años de Kick de INXS

December 7, 2017

Two worlds collided:
30 años de Kick de INXS

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

Ah, los ochenta. Esa época de hedonismo, desenfreno, excesos, música sobreproducida, luces de neón, peinados extravagantes, Madonna lamiendo santos en MTV, Nueva York retomando su lugar como la capital cultural de occidente, ídolos inmediatos y, muchos de ellos, desechables. También, como mencionan en el episodio correspondiente de Los Simpson, la época de la infatuación norteamericana con Australia. Y al frente de esa invasión que venía del hemisferio sur estaban Michael Hutchence, Andrew, Jon y Tim Farriss, Kirk Pengilly y Garry Gary Beers, o sea INXS.

En los años anteriores a 1987, la banda había intentado colarse a las olas radiales y televisivas del mundo, pero no terminaban de lograrlo del todo y el éxito se les escapaba de las manos. Y es que, previo a aquel año, su sonido no era particularmente llamativo: algo de New Wave, guitarras, pero nada novedoso o que no estuviera haciéndose en otras latitudes. Entonces, en enero del 87 entraron al estudio y a su estilo le agregaron ritmos más bailables, Hutchence exploró los alcances de su voz, el bajo sonaba funky y las guitarras escupían riffs más amigables. El resultado: Kick, la obra maestra que INXS necesitaba para volverse las mega estrellas que llevaban años buscando ser. Al hablar del sonido de la década, hay un puñado de álbumes que lo definen: Rio de Duran Duran, Purple Rain de Prince, Thriller de Michael Jackson, y éste que hoy nos toca revisar.

La diferencia entre Kick y los álbumes arriba mencionados es que éste es el más inclinado hacia el Rock. Duran Duran aprovechó su imagen de niños bonitos para llevar al Pop a extremos poco antes vistos, Prince logró su primer trancazo real por la mezcla entre Soul, Funk y sonidos del futuro, Jackson rompió barreras raciales y sociales desde su trinchera. INXS siempre fueron, esencialmente, una banda de guitarras y en su álbum de ruptura no lo dejaron de lado. Con Kick le apelaron a un público más amplio a nivel mundial. Los sencillos (“New Sensation”, “Need You Tonight/Mediate”, “Never Tear Us Apart”) sonaron igual en estaciones de radio universitaria que en otras de formato más rígido y tradicional. Uno de los valores que se tiende a pasar por alto al hablar de este álbum es el hecho de que fue uno de los primeros esfuerzos en sembrar las semillas para el crossover de música alternativa con el mainstream que sería la definición de la década que estaba por entrar. INXS se movió un poquito hacia un sonido más amigable, pero no cedió mucho. Sigue habiendo rastros de la banda que eran antes en canciones como “The Loved One” o “Wildlife”, pero son sólo eso, rastros. Aquí hay una banda sin miedo a mostrarse más amigable. Y el resultado se vio casi de inmediato: a dos meses de lanzado, Kick ya había sido certificado como platino y la banda pasó de tocar en auditorios y bares pequeños a presentarse en estadios y arenas en prácticamente todo el mundo durante los siguientes 16 meses.

El golpe que Kick atestó al mundo del Rock es medible hoy en bandas como los Killers, Beck (que le hizo un cover completo para su serie Record Club en 2010), y un largo etcétera que entendieron que el truco está en mezclar sin perder un ápice de originalidad.

Share Button

Post escrito por: Ernesto Acosta

No existen entradas similares