Reseña: St. Vincent /// MASSEDUCTION

October 17, 2017

St. Vincent
Masseduction
Loma Vista Records
7.7

Por José Marr‏ @JR_Marr
Crazy Rhythms Music

En entrevistas que ha estado dando Annie Clark durante este 2017, ha explicado que cada disco pasado en su carrera ha estado hablando de terceras personas y situaciones ajenas, ésto, para diferenciar lo que por primera vez hará con MASSEDUCTION, sentenciando que, si uno quiere conocer su vida entonces recomienda escuchar sí o sí su nuevo trabajo donde hay temas relacionados al sexo, drogas y depresión. Hay que mencionar que esto no es el gancho principal, vaya que es un incentivo además de la sugerente portada, pero el sello de calidad que ha ido fortificando con cada lanzamiento, la ha vuelto ya un tópico de la música cada vez que hay que escuchar algo nuevo de ella. Como es costumbre, con un estilo aunado a su imagen tan tierna como firme y atrevida en una de las personalidades más “outsider” de la música actual.

Y al menos, en la visión general, MASSEDUCTION trae varias cosas nuevas tratándose de St. Vincent, un compendio que de ecléctico tiene todo y de momentos, muchos sorprendentes; tanto así que es difícil definirlo con uno o dos adjetivos. A lo largo de sus 13 cortes bien puede agarrase del Pop, New Wave, Electro Pop, Rock, tendencias Industriales, Techno, Piano o hasta Dream Pop; toda una paleta de sonidos que se complementa de maravilla con su extravagancia y colorido. Por cierto que, si con todo el historial pasado de Clark ya han quedado demostradas sus habilidades; unirse a Jack Antonoff (líder de Bleachers) como cabeza en la producción, es garantía de una placa enorme -no hace falta recordar lo que hace unos meses logró junto a Lorde-.

Comenzando por los temas de perfil bajo; “Hang On Me” inaugura de una manera distinta a lo que el disco ofrece en mayor cantidad, apertura en la que se escucha una navegación reposada, de beats profundos pero con una voz de Clark sublimada. Una faceta que también aparece en temas como “Happy Birthday, Johnny” que es pura sinceridad vocal al piano. Lo mismo decir de la genial “New York” que contrasta entre su interpretación tierna, sus coros y la crudeza de su letra, específicamente la del puente. Incluso si señalamos “Slow Disco“, es maravillosa, engullida en un entorno maleable orquestal. Apartando estas canciones del resto, que aparentemente son las menos llamativas, son las que posiblemente aguardan mejores aspectos a destacar por su compleja sencillez, que al manos, son el principio y final del disco (el Downtempo de “Smoking Section” es soberbio). Porque entonces en contraste viene el lado muy sintético y hasta sobrecargado. Ya no sólo por sus bases electrónicas, sino por la sumatoria pasada del sonido cortante que le ha sacado a la guitarra en algunas canciones, misma que rompe un tanto para mal el estilo que ya se había afianzado con John Congleton durante el pasado. Es el caso del tema que da título al álbum, que sobrepasa lo estridente. Qué decir de “Fear The Future“, un el núcleo donde casi todos los géneros mencionados arriba, juegan y casi tira de elementos del mismísimo Dubstep. O de “Los Ageless“, en la que además, aparece corrigiendo y aumentando sobre lo hecho en su anterior trabajo.

Más interesante resulta “Pills“, que es más juguetona y abiertamente bailable, tiene un estribillo de fantasía de no creerse y unos efectos de guitarra que remembran a lo mejor Actor (¿”Marrow“?). Aunque para bailable esa incursión el Techno llamada “Sugarboy“, que resulta de lo más sorprendente, un hit que no han hecho los Pet Shop Boys. Pero lo mejor llega cuando aparece “Young Lover“, que raya en los excesos pero sólo para ser el corte más emocionante, además que los falsetes de Clark son sumamente estimulantes, a final de cuentas una canción en la que no hay tanta sobreproducción y gana la partida con tan sólo una guitarra y un palpitante ritmo electrónico.

Si hay que sentenciar, es evidente que St. Vincent se ha convertido en una artista de producciones de élite, pero conllevando a que esta vez quiere ganar a partir de la suma de más y más gente metiendo las manos en su trabajo. De cierto modo, entonces lo personal de MASSEDUCTION que Clark ha venido prometiendo en la promoción de este disco, recae sólo en lo lírico, porque lo demás, en efecto, dan el total de un gran disco, pero no la obra maestra de su carrera como se la ha venido llamando.

Post escrito por: Jose Marr

One thought on “Reseña: St. Vincent /// MASSEDUCTION

  1. Pingback: MASSEDUCATION: St. Vincent simplifica las cosas - Me hace ruido

Comments are closed.

Post Relacionados