Festival Marvin 2019 @ Roma-Condesa

May 21, 2019

Bully

bully

Foto Aída Zelegna @azelegna

bully

Foto Aída Zelegna @azelegna

bully

Foto Aída Zelegna @azelegna

Por Josuelo

Una muy esperada primera visita de Bully a la ciudad por ser una de las grandes joyas que tenía el cartel en su edición 2019. Un buen número de seguidores se dieron cita para movernos al ritmo de las guitarras con ese halo vibra que remite a las bandas melódicas de los noventa un equilibrio exacto de Pop y Grunge.

Alicia Bognanno originaria de Minnesota se hizo acompañar por sus compañeros de banda, pudimos escuchar temas de sus dos discos de larga duración Feels Like (2015) y Losing (2017) pese a contar con una formula comprobada no es nada fácil transmitir esa vibra y ese desencanto sincero cargado de vulnerabilidad que transmite Alicia con sus canciones, en su set no podían faltar “Trying”, “Feel the Same”, “I Remember”, “Milkman” de su EP homónimo de 2014 así como “Running”.

Ya para despedirse y a manera de encore se aventaron dos grandes covers la apabullante “Rebel Girl” de Bikini Kill que nos mantuvo brincando, así como una energética versión a “Lightsabre Cocksucking Blues” de Mclusky. Ojalá con un próximo disco regresen dentro de muy poco.

Comma Fuck

comma fuck

Foto Aída Zelegna @azelegna

comma fuck

Foto Aída Zelegna @azelegna

comma fuck

Foto Aída Zelegna @azelegna

Drims

drims

Foto Aída Zelegna @azelegna

drims

Foto Aída Zelegna @azelegna

drims

Foto Aída Zelegna @azelegna

drims

Foto Aída Zelegna @azelegna

Eleanor Friedberger

Eleanor Friedberger

Foto Aída Zelegna @azelegna

Eleanor Friedberger

Foto Aída Zelegna @azelegna

Eleanor Friedberger

Foto Aída Zelegna @azelegna

Por Josuelo

A sus 42 años y con cuatro discos de estudio sorprende mucho porque nuestra favorita Eleanor Friedberger no había regresado a México a presentarnos su proyecto como solista, ya que en 2010 nos visitó en el Pasagüero con The Fiery Furnaces proyecto que tenía con su hermano Matthew Friedberger.

Con tantas cosas sucedió en el Festival a las 6 de la tarde, fue una pena que muy poca gente se diera cita a ver su buen show, estuvo acompañada por tres buenos músicos, pero eso si los fans intensos no pudieron faltas coreando la mayoría de las canciones como “Make Me a Song”, “Are We Good?”, “Everything” y “Nice to Be Nowhere”, todas ellas provenientes de su último disco titulado Rebound. Eleanor tocó en un par de canciones con su guitarra, pero siempre se le notó tranquila y concentrada portando un divertido Mom Jeans, una grata experimenta al poder disfrutar de su set.

Los Nastys

los nastys

Foto Aída Zelegna @azelegna

los nastys

Foto Aída Zelegna @azelegna

los nastys

Foto Aída Zelegna @azelegna

Lydia Lunch

lydia lunch

Foto Aída Zelegna @azelegna

lydia lunch

Foto Aída Zelegna @azelegna

lydia lunch

Foto Aída Zelegna @azelegna

lydia lunch

Foto Aída Zelegna @azelegna

Por Josuelo

Lydia Lunch a sus 59 es una leyenda vivienda que decidió venir a dar un gran show, con una carrera que abarca desde la poesía, la actuación y la escritura, es una clara representante del No Wave de New York de finales de los setentas y de lo que se entendía como Contracultura.



Nos deleito con Canciones como “3×3”, “Afraid of Your Company”, “Mechanical Flattery” y “Love Split with Blood” temas que fueron parte del set, así como varios covers, uno de ellos fue “Frankie Teardrop” de Suicide. Un breve ejemplo de su parte performativa y su famoso spoken word, ya que justo Lydia no regresaba a México desde un concierto tributo a esta banda junto a Marc Hurtado.

Durante su actuación estuvo acompañada de el baterista Bob Bert, el bajista Tim Dahl y el guitarrista Weasel Walter. La banda rindió homenaje a otros grandes Punk, como lo fue Pere Ubu de Cleveland y la canción “Final Solution“. Lydia platicaba y confrontaba a los asistentes mientras se detenía momentáneamente para tomar un sorbo de vino, sin duda fue un show imperdible, de esos que dudamos se vuelvan a repetir y que solo Festivales como el Marvin nos pueden ofrecer.

Solo Astra

solo astra

Foto Aída Zelegna @azelegna

solo astra

Foto Aída Zelegna @azelegna

solo astra

Foto Aída Zelegna @azelegna

Sunflower Bean

Sunflower Bean

Foto Aída Zelegna @azelegna

Sunflower Bean

Foto Aída Zelegna @azelegna

Sunflower Bean

Foto Aída Zelegna @azelegna

Por Josuelo

Otro de los grandes momentos del Festival fue la primera visita del trio de New York Sunflower Bean integrado por tres noveles músicos llegando apenas a sus veintes: Julia Cumming, Jacob Faber Nick Kivlen más su carismático tecladista.

La banda tiene una desbordante que por momento parece no estar bien direccionada, lo que si son de esas bandas que te sorprenden porque su álbum tiene un sonido muy limpio y cuidado mientras que en vivo explotan y dejan todo su ser sobre el escenario.

Desde el lanzamiento de su álbum debut Human Ceremony en 2016 la banda ha llamado la atención de los sitios especializados de música, así como su ultimo EP de donde proviene su muy celebrado tema “Come For Me” sus sonidos van desde el llamado Indie Pop, un poco de Punk y Glam-Rock.

Kivlen tiene una breve pero concisa participación en los coros al acompañar a Julia en el tema “I Was A Fool” con una voz texturizada proveniente de un viejo teléfono rojo que funge como micrófono.

A principios del año, fueron el grupo telonero de Interpol en varios shows por Estados Unidos, así como su participación en importantes festivales, por su corta edad vale la pena seguirles la pista y ver lo que van generando con los años.

Vendor

vendor

Foto Aída Zelegna @azelegna

Por Ernesto Acosta Sandoval @erniesandoval_

Belafonte Sensacional

(Inserte aquí la reseña de la presentación de Belafonte Sensacional en el Caradura, y que iba a abrir las actividades del Festival Marvin 2019 en dicho escenario a las dos de la tarde, pero que no sucedió sino hasta una hora después -los músicos estaban llegando al lugar a las dos y cuarto- y que hizo que quien esto escribe no pudiera verlos para no perderse otros actos que ya tenía programados ver)

Damo Suzuki’s Network

El ex vocalista de Can (una de las bandas más influyentes pero de más bajo perfil en la historia del Rock, sino pregúntenle a Kraftwerk, David Bowie, Iggy Pop, Neu!, o Sonic Youth) arma su banda de acuerdo a la ciudad en la que se presenta con músicos locales. En este caso, lo acompañaron Álvaro Castro (Tajak/Curvo) en la batería, Mabe Fratti en el cello, Concepción Huerta en los sintetizadores, Hugo Quezada (Exploded View/Robota) en la guitarra, Andrés Badan (Tajak/The Sinking) en el bajo y flauta. La mecánica es ensayar durante un día, planear el set en conjunto, y días después presentarlo en vivo. El resultado es fastuoso. Una mezcla del Krautrock distintivo de Suzuki, con mucho ruido rítmico e hipnotizante que no se detiene durante la hora y pico que dura la presentación. La profunda voz del cantante se mezcla a la perfección con la oscuridad del cello, el ritmo mecánico de la batería y los agudos que alcanza la guitarra. La asistencia en SALA fue baja (quizá por la hora), pero mejor así. Todos los que estábamos ahí reunidos fuimos privilegiados al ser partícipes de un evento que fue más allá de la música. Suzuki y los excelentes ejecutantes que lo acompañaron crearon una obra efímera pero imborrable en las memorias de quienes lo atestiguamos.

Wire

Si no sabes nada de Wire y los ves salir al escenario pensarías que estás frente a la banda de covers de Creedence de tu tío. Tres señores vestidos como si fueran al supermercado y un chaval toman posesión de sus instrumentos: dos guitarras, un bajo y una batería. Lo que sucede durante la siguiente hora y veinte minutos es una anomalía. Tal como lo fue en 1977 la aparición del álbum debut de Wire, Pink Flag, quizá el disco más inusual dentro de la primera oleada del Punk británico.

Estos hombres tocan como desquiciados verdadero Punk, como si no hubiera pasado ni un día del lanzamiento de aquel primer LP. Agresivos, electrizantes, concisos (la enorme mayoría de sus canciones no sobrepasan los dos minutos y medio), filosos y precisos: Robert Gray, el baterista, parece clavado a su banco mientras destroza su instrumento; Graham Lewis, en el bajo, le saca sonidos imposibles a su instrumento y parece ser el sostén para que Colin Newman, el vocalista y guitarrista, capitanee la nave. “Three Girl Rhumba”, “Ahead”, “Hung” y “1 2 X U” sonaron como aplanadoras.

El público, clavadísimo desde el inicio. Cuando se armó el slam con esa última canción, y que cerró su presentación, los cuatro miembros de Wire salieron del escenario con una sonrisa que no les cabía en el rostro. El Festival Marvin en estos últimos tres años se ha posicionado como un rescatador y escaparate de actos punks y post punks valiosísimos trayendo a Television, a los Buzzcocks, a Gang of Four, y este año a Wire y a Lydia Lunch. Ojalá los próximos años sigan en ese tenor y trajeran a, no sé, se me ocurre, The Wedding Present, o a Cabaret Voltaire, o a The The. Se vale soñar.

Post escrito por: Ernesto Acosta

One thought on “Festival Marvin 2019 @ Roma-Condesa

  1. Pingback: Cartel del Festival Marvin 9.5 que será online - Me hace ruido

Comments are closed.

Post Relacionados