Entrevista /// Niños del Cerro

August 13, 2019

niños del cerro

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Por José Marr‏ @JR_Marr

Niños Del Cerro lograron una gran escala en años recientes, llegando a festivales de talla mundial como Primavera Sound y comenzando a visitar varios países de Latinoamérica. Se convirtieron en uno de los fichajes estelares del renombrado sello chileno Quemasucabeza con quienes lanzaron su segundo disco Lance en 2018; este una obra casi perfecta que recibió elogios al por mayor.

El quinteto de Chile liderado por Simón Campusano visitó la Ciudad de México en una minigira después de su paso por el Festival Neutral en 2018, y fue que hace un par de meses pudimos platicar con ellos sobre cómo han ido las cosas después de Lance; sobre su historia, qué viene para ellos, un poco de cómo anda la escena latinoamericana en general y de cómo ha sido el recibimiento de su música y sus actuaciones con el público mexicano.



Creo que la pregunta básica sería, y dado que tienen un nombre muy particular… ¿de donde proviene el seudónimo de Niños Del Cerro?
Simón
: Bien antiguo. Antes de entrar a la universidad yo estudiaba en un colegio que quedaba en un cerro de Santiago. Ahí armé la banda con compañeros del colegio, de ahí el único que quedó fue Nacho y como tal Niños Del Cierro nació en 2014 como lo conocemos ahora. Entró Blondi (Felipe Villarubia) en el bajo y Pepe en la batería pero mantuvimos el mismo nombre. Hicimos un par de EPs antes del Nonato Coo que no se lanzaron pero desde ahí ya eramos Niños Del Cerro.

Al menos en la escena de Latinoamérica es difícil encontrar grupos que se parezcan a ustedes ¿Cómo fue ese proceso para encontrar su sonido?
Simón: No fue difícil realmente. Como te decía, veníamos de tener varias canciones previas al Nonato Coo y ese fue el ejercicio de buscar un sonido. Fue tardado pero fue natural, el haber tenido estudios musicales y también composición me hizo experimentar por un buen rato, pero llegué al resultado final en Nonato Coo de forma muy natural.

Felipe: Durante ese tiempo también desarrollamos el oficio de banda, recuerdo que era Simón llegado con alguna canción casi hecha, y nosotros tirando encima para poder crecer esa idea. Fue natural pero se fue agilizando con el tiempo. No fue como un esfuerzo de “querer sonar así”, fue más intuitivo.

Simón: Pero sí, creo que la principal intención era no parecerse a cosas tan evidentes, hacer algo fresco y que no se generalizara dentro de algo. Teníamos por ahí como referencia a los Patio Solar pero fuera en lo internacional algo de la neo-psicodélia como Animal Collective y bandas y sonidos de Latinoamérica como Los Jaibas y Violeta Parra.

niños del cerro

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

De hecho, por ahí va la siguiente pregunta ¿Cuáles son las influencias de Niños Del Cerro?
Simón: Claro que la música que uno escucha te influencia aunque no lo tomes como influencia. Y nosotros creo que tenemos a los artistas latinos al mismo nivel que los internacionales, nunca vimos esa barrera de los anglo o los latinos. Te puedo decir que tengo al mismo nivel Violeta Parra, Las Jaibas, con Wilco, Pavement, Animal Collective, sólo por decirte los nombres que más recuerdo. Y de Chile por supuesto la música andina, y creo que más bien, la música regional de muchos países de Latinoamérica, hasta por ahí un disco de Gloria Estefan llamado Mi Tierra, muy de Bolero, Son cubano, los arreglos en sí son increíbles. Pero en general podría decir que esa fue la música que me inspiró.

Entonces entre tanta referencia latina, ¿De ahí la definición de Samba Punk a la canción “Contigo”?
Simón: Sí, tenía que ver más con la Samba de Brasil, que tiene ese sonido como de carnaval. La tocábamos en vivo pero no la habíamos presentado como tal, entonces en el setlist le poníamos Samba para los shows, y la misma gente que se llevaba las hojas del setlist la grababa y la subía a internet y le ponían el mismo nombre y por eso se empezó a conocer así.

¿Cómo fue la época de Nonatoo Coo? Principalmente porque aquel lo hicieron con otro sello
Simón: Nonato Coo lo grabamos con un sello independiente llamado Piloto, un sello local que nos acompañó durante toda esa etapa y que por aquel entonces empezó a armarse con una buena escena de bandas chilenas. Nos quedamos con ellos incluso cuando ya teníamos avanzada gran parte de Lance, pero por varias razones el sello se empezó a desarmar hasta que por fin desapareció.

niños del cerro

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

¿Pero podrían decir que es más difícil el proceso con un sello pequeño como Piloto, que grabar con Quemasucabeza?
Simón: Pues básicamente con Piloto lo grabamos nosotros mismos, en lo que intervino el sello fue el productor Alex Roca, de Piloto, que grabó y masterizó Nonato Coo. Esos recursos que no teníamos nosotros fue lo que dio Piloto, cosas que hacíamos nosotros de forma precaria, ellos nos ayudaron a hacerlo de forma profesional… y pues empezar a mover el disco con la promoción y los boletines de prensa.

Después ¿cómo se da este acercamiento con Quemasucabeza?
Simón: Ya los conocíamos de tiempo, incluso no a ellos pero sí a sus artistas. Estábamos familiarizados y los veíamos como las ligas mayores. Pero a ellos los conocimos cuando nos invitaron al Festival Neutral, y comenzamos esa relación con el equipo. Entonces cuando llegamos ya con el Lance casi terminado, en las reuniones pues ya nos conocíamos y todo fue muy natural, les comentamos que queríamos trabajar con ellos, que teníamos casi el disco hecho y ellos muy accesibles, cedieron y empezó todo bastante bien.

Porque de hecho hay por ahí unos temas en YouTube de Lance que salieron aún con Piloto…
Simón: Sí, salió “Contigo”, una versión previa, pero la nueva fue remezclada y se le agregaron unos arreglos en la parte de la producción.

Y ya a grandes rasgos, ¿qué cambió al trabajar con un sello ya grande y establecido como Quemasucabeza?
Simón: Más que la cantidad de gente -porque el equipo no es tan grande- es un equipo muy dedicado, que ya saben los procesos, que dieron el paso hace mucho mucho tiempo. Que ya tienen experiencia con artistas como Gepe, entonces es llegar con un equipo consolidado, que ya saben qué se tiene que hacer desde cosas como el booking, etc.

niños del cerro

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Entonces en sí, ¿qué faltaba cuando llegaron con Quemasucabeza?
Simón: Ya teníamos todo hecho, compuesto. Con ellos grabamos en su estudio, y de ahí para adelante, la grabación, masterización, mezcla…

¿El arte y el nombre del disco de donde vienen?
Simón: El arte lo hizo mi novia, ella es diseñadora, aunque se desempeña como maquilladora. Yo tenía una idea clara, llegó el momento de sacar singles, la plasmamos los dos juntos y encontramos algo que nos convenciera, el arte de los singles previos nos llevo a concluir en el arte del disco ya terminado. Y claro, el trabajo de arte viene muy en conjunto con el concepto del disco. Paralelo a eso, nos ayudó Daniela Iturra con mucha parte gráfica extra. Lance es una palabra que a Diego el tecladista, le gustaba mucho, quiere decir algo así como un “suceso importante en una obra dramática” o también quiere decir “como estar en una relación medio problemática”, o lo de lanzar un objeto (risas) es un significado medio ambiguo. Pero eso, creo que todo va de la mano, quería algo así como colores cálidos porque siento que el sonido es así, quería que tuviera que ver con la naturaleza, las flores, el sentirse bien, la medicina natural, sanar males.

José Mazurett: Sentirse bien por medio de las mismas cosas que nos da la naturaleza, cosas buenas para el cuerpo y alma.

Simón: De hecho ya hablando de eso yo quería tres plantas medicinales en la portada del disco, ahí tuve algunos conflictos con mi novia porque ella quería algo simple. Yo quería la ruda, melisa, y el matico que es cicatrizante.

niños del cerro

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Viendo que hay buenas historias tras las portadas, ¿de dónde sale Nonato Coo?
Simón: Pues es una calle, donde vive Pepe desde hace mucho tiempo, creo que actualmente sigue ahí. Queda en Puente Alto (?) y termina en la casa donde nosotros ensayábamos, una calle donde conocimos muchos amigos y tuvimos nuestras primeras tocadas.

José: Todo esto tiene que ver con los lugares en que tocábamos, allá esos lugares tienen un trato bastante displicente con los grupos que van empezando. Uno no sacaba nada de andar en esas tocadas pequeñas.

Pero bueno, de eso a llegar a Primavera Sound, ¿cómo fue?
Simón: Fue suerte y gestión de Quemasucabeza. Pero hay muchos grupos y lazos que ya estaban hechos de antes, con España, con México, y la verdad también hay apoyo desde el Ministerio de Cultura de nuestro país. Y claro, lo nuestro fue una postulación que ganamos, y de ahí fue que conseguimos nuestro lugar por allá.

¿Qué países les les faltan por pisar en Latinoamérica?
Simón: ¡Muchos!… Colombia, Ecuador, Brasil, faltan muchos… La Guyana Francesa (risas) nos hablan mucho de la escena colombiana, quisiéramos ir allá.

¿Y México qué tal? ¿Cómo los han recibido?
Todos: ¡Bieen!

niños del cerro

Foto Manuel Castillo @MrCastleManu

Simón: Yo creo que México, Chile y Argentina tienen un calor muy especial, sobre todo porque a México vienen muchos artistas porque les queda muy cerca, allá tardan poco más por lo lejos, entonces ahora que van llenan un estadio y hay que aprovecharlo. Ahora está siendo más rentable, por ejemplo Iron Maiden, empezó a ir casi todos los años y llenan el Estadio Nacional cada que van. Pero claro, la gente aquí en México es muy cálida. Por ejemplo, tenemos un fenómeno allá en Chile que le llamamos “chaqueteo”, porque el público chilenos tiende a ser muy crítico con todos los grupos que salen allá. Tiene que ver con que un grupo debe empezar a crecer afuera para que se le valore dentro, le pasó por ejemplo a Gepe, hasta que se habló de él fuera, ya después se le reconoció en Chile, el público, la prensa… y ahora a nosotros nos pasa más o menos igual.

Pero bueno, decir “crítico” creo que ¿es algo bueno?, quiere decir que la gente es exigente con lo que oye. Por ejemplo, aquí en México decimos “malinchista” que es cuando alguien menosprecia algo local por ser local. Pero si viene de afuera lo creemos excelente.

Simón: Ah, eso es también “chaqueteo”, que es algo así como “tirar abajo a un colega”, y pasa en todo, hasta con futbolistas, deportistas, o hasta el mismo Pablo Neruda que ganó primero el Nóbel antes que cualquier premio nacional. Pero bueno, reconforta venir a un lugar como México y que la gente sea cálida, estamos teniendo shows súper intensos donde la gente nos quiere mucho, pero mientras ves que en festivales grandes y así, pues las cosas que mueven son otras, igual en sudamérica lo que está moviendo ahora es la moda del Trap.

José: Esos artistas están firmando con disqueras grandes como Sony, Universal… pero entendemos que somos la música que nos gusta, la escena alternativa y que bueno ahora está la atención allí en un género super imitado que sí, lo he bailado y vacilado pero lo entiendo como eso, como un fenómeno y veremos hasta donde llega.

Pero más bien creo que too volvió a su curso ¿no? El Indie y el Alternativo volvieron a ser segundo escalón y el Trap y el Reggaetón se volvieron el nuevo Pop
Simón: ¿Por qué Bad Bunny devolvió la industria? Si el hecho de que la música urbana esté tan fuerte no es porque tengan algo que hablar sino porque volvió la industria y lo vio rentable. Recién desde el año pasado se dieron cuenta que a través de las plataformas de streaming estaba todo el dinero y dijeron: Metámosle todo el dinero a esto. Son canciones que vienen meramente desde el capital.

José: Y la industria ahí vuelve a controlar la creatividad de los músicos.

Simón: En el fondo el Trap es un fenómeno cultural genuino pero ahora se ve potenciado y controlado por las transnacionales que tienen los intereses puestos ahí. En Chile pasaba en los 90s que habían bandas que eran apoyadas por sellos como La Ley, Lucybell, Los Tres, eran buenas bandas pero que tuvieron mucha proyección en México porque había disqueras encima, había dinero y era lo que estaba pegando.

A final de cuentas creo que el error en esta nueva generación adulta está en creer que un género “mata” o sustituye a otro ¿no?
Simón: Y finalmente todos los géneros conviven, ninguno es enemigo de otro. Si a nosotros nos encanta Rosalía, pero hay cosas que le gustan a unos y a otros no. Hay que ser super sinceros con eso.

Bueno, creo que a pesar de eso, ustedes se han movido bien. Ya han tenido un poco más de reconocimiento fuera, supongo que eso le ha ayudado para su regreso a Chile y en esta segunda visita a México.
Simón: Vamos a tener nuestras primeras fechas solos, podremos tener un setlist más largo y hacer lo que mejor sabemos hacer, esperamos que llegue gente, porque vemos entusiasmo en las redes sociales. Pero por supuesto esperamos regresar a Monterrey, Puebla, no sé ¿Tlaxcala?

José: De igual manera parecerá cliché, pero es como volver a comenzar, como cuando empezamos allá en Santiago, así que estamos en esa postura, es algo estimulante, ver cómo puede crecer eso aquí en México, y bueno, estamos entusiasmados.

Simón: Nosotros queremos y tenemos el plan de estar viniendo seguido a México. Mínimo una vez al año. Regando la plantita (risas)

Con toda esta buena crítica y reacciones sobre Lance ¿Les sorprendió? o ustedes dijeron “este disco quedó espectacular” ¿o creen también que será algo imposible de seguir?
Simón: Quizá no tan así, pero estábamos muy felices y contentos con el resultado. Lo de hacer algo nuevo, aún tenemos esa incertidumbre, pero estoy contento con eso, es mejor tener incertidumbre que saber a dónde ir. De hecho ya estamos empezando con cosas nuevas, y lo más seguro es que se venga un EP este año. Algo más como la experimentación rumbo al tercer LP. Justo en este momento nos resulta fácil hacer algo intenso, ruidoso, alocado… pero no sé si es lo que nos gustaría hacer para un álbum nuevo, queremos algo un poco más contenido, jugar a lo contrario.

Post escrito por: Jose Marr

One thought on “Entrevista /// Niños del Cerro

  1. Pingback: Propuesta MHR: Simón Campusano /// Brillo - Me hace ruido

Comments are closed.

Post Relacionados