Metallica + Iggy Pop @ Foro Sol

March 2, 2017

Metallica

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Iggy Pop

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Foto Iván Castillo @ivanovobeach

Por Diego Álvarez Rex

La espera terminó, y la banda de metal más grande en México y el mundo aterrizó de nueva cuenta para absoluto éxtasis de sus odiosos seguidores, quienes les idolatran como Dioses del Olimpo así como esperan de ellos milagros, suertes y portentos imposibles para el hombre común, ¿Metallica cumplió? La balada de siempre, unos felices otros no pero !hey! Iggy Pop valió cada centavo del boleto.

A estas alturas ya sabemos que el cuarteto de San Francisco es imposible que tenga a todos contentos: desde su más reciente lanzamiento (que no es más que otro intento de “regresar a sus raíces” pero sin comprometer su sonido apto para toda la familia y fácil de radiar) hasta la selección en sus temas para aquellos que prefieren una época de ellos sobre otra y al final siempre tendrán una opinión, pero si hay algo que le dio un extra sobrepasando actos invitados como Mastodon o Monster Magnet, fue el regreso tras una década de ausencia del monolito y objeto de culto viviente, James “La Iguana” Osterberg cuya inconfundible voz y presencia sobre escena fue reinventar el ritual de ir a un concierto de Metallica.

Los primeros en inaugurar el enrome escenario que se montó para esta ocasión centrado en cinco imponentes pantallas decoradas con la “M” y la “A” del logotipo de la banda en los costados, fueron los locales Cerberus que fueron parte de una infame campaña organizada por los promotores donde los primeros en enviar un correo a su base de datos serían elegidos para ser sujetos a votación en el sitio web de la banda estelar. Así es, no los mejores, no los más importantes, ni siquiera los más adecuados, sino simplemente: los primeros. Así que, sin pena ni gloria, Cerberus tocó una suerte de Thrash cuya ecualización dejó mucho que desear pero ellos igualmente han de saber que es poco probable pase a mayores recordando el caso del otro acto ganador de un concurso para la pasada presentación de Metallica en México, ¿recuerdan a Koltdown? ¿No…? Eso pensé.

Llegadas las 8PM, el momento que muchos odiaron por tener que pagar para verle y otros recibieron con sorpresa, Iggy Pop llegó al escenario y arrancó con todo: “I Wanna Be Your Dog”, “The Passenger” y “Lust For Life”, para quienes lo conocían de oídas, otros de sencillos de radio, películas o televisión, había para escoger: tres de sus temas más famosos de corrido. Ya a todos se les “prendió el foco” y los aplausos para este indiscutible icono jamás pararon, sobretodo por ser un acto en escena infalible. Aún brinca, baila, le da de golpes al aire y se tira al suelo como es su costumbre. Ya no salta a los amplificadores o se ahorca con el micrófono producto de tener casi 70 años, pero vaya, que sigue siendo Iggy Pop.

Un set de al menos una hora enfocado principalmente a su carrera en Stooges con al menos dos temas de sus tres primeros álbumes, con curiosas inclusiones a temas nada comunes como “I’m Sick of You” y “Gimme Danger” pero fueron perfectamente complementados con algunos icónicos temas de su discografía solista que si bien algunos no son tan conocidos en México como “Repo Man” o “Real Wild Child” en cualquier otra parte del mundo llegaron hasta las listas Billboard.

Tras el set de Iggy Pop, el momento que muchos esperaron, algunos tan solo unos años, otros más por ser su primer concierto ya que claramente había muchos niños en hombros de padres, pero sin duda no hay recibimiento para Metallica como el de México: “Nuestra segunda casa” dijo sin titubear James Hetfield, quien aún toca y canta a la altura, más rápidamente la banda demostró que la noche estaría enfocada en sus temas más lentos y pesados y no precisamente en sus icónicos colosos del Thrash que si bien aparecieron un par como “Four Horsemen” y la obligada ”Master of Puppets”, los estelares de la noche fueron cortes más para mover la cabellera que para hacer moshpit.

La imponente producción de Metallica siempre se ha encargado de que aquellos muy lejos o con alguien muy alto en frente alcancen a verlos aunque sea en pantallas o en distintas partes del escenario, por lo mismo para esta ocasión igual hubo una plataforma que les permitió acercar la batería, tener micrófonos en todas partes para cuando se movieran de un lado a otro y sobre todo tener colosales pantallas con proyecciones y juegos de luces que volvían de canciones clásicas como “One”, “Sanatarium” y la sorpresa de “Harvester of Sorrow” toda una experiencia audiovisual bastante envolvente.

También hay que darle mérito a los fanáticos de Metallica que igual cantan a todo pulmón y reciben con gritos temas nuevos como “Moth into Flame” y “Confusion” ya que para quienes los han visto más de una vez cualquier variación al obligado cierre con “Seek & Destroy”, “Nothing Else Matters” y “Enter Sandman” con mucha pirotecnia se aprecia.

Tal vez la banda dejó a muchos de sus seguidores de la época Thrash deseosos de mucho más moshpit pero en general la banda compensó con regalillos como “Fight Fire With Fire” o solos de guitarra de Kirk y de bajo de Robert quién fue el que más gritos recibió por insertar fragmentos de canciones “ultra-raras” en su improvisación como “Pulling Teeth” y “To Live is to Die”, ambos temas tributo a Cliff Burton.

Un show redondo: desde el acto invitado para abrir hasta el cierre con agradecimientos y fanáticos voladores. Ver a Metallica no deja de ser entretenido y una experiencia para recordar, tal vez al grado de ser necesario verlos al menos una vez en la vida para apreciar el por qué en México tan solo la mención de su nombre hace retumbar el suelo.

Metallica @ México 2012
Metallica @ Monterrey 2010
Metallica @ Guadalajara 2010
Metallica @ México 2009

Metallica Setlist Foro Sol, Mexico City, Mexico 2017, WorldWired Tour
Metallica Setlist Foro Sol, Mexico City, Mexico 2017, WorldWired Tour
Share Button

Post escrito por: Diego Álvarez Rex

Post Relacionados