U2 en México: The Joshua Tree Tour @ Foro Sol

October 5, 2017

Foto Chino Lemus (OCESA)

Foto Chino Lemus (OCESA)

Foto Chino Lemus (OCESA)

Foto Chino Lemus (OCESA)

Foto Chino Lemus (OCESA)

Foto Chino Lemus (OCESA)

THE POWER OF THE PEOPLE IS STRONGER
THAN THE PEOPLE IN POWER

Por Óscar Villanueva @TheOzCorp

De las bocinas sale “The Whole of the Moon” de The Waterboys, una indicación de que antes de irse a buscar esa mítica América de la que tanto han leído y la que muchos de sus antepasados también fueron a buscar, U2 siempre estarán conectados con sus raíces irlandesas. The Joshua Tree fue el resultado de esas búsquedas. Una de ellas comenzó en Africa, siguió por las junglas de Centroamérica para terminar en el desierto de California. Once canciones que se formaron muy a partir de los acontecimientos de su época pero sus temas acabaron trascendiendo los años, once canciones de denuncia, pérdida, amor, desamor, los espacios vastos del oeste pero principalmente de esperanza.

En 2017 ese disco -el que los puso en la portada de Time, el que los volvió súper estrellas, el que los adjudico como salvadores del Rock- cumplió 30 años, y después de un par de discos bastante olvidables celebrarlo no parecía tan mala idea, tanto para los fans como para ellos mismos, poder recordar la grandeza que alguna vez tuvo U2 antes de que fueran tan odiados, principalmente por la gente más joven.

(Paréntesis 1: Noel Gallagher hizo un buen trabajo abriendo el concierto, intercalando canciones con su proyecto de High Flying Birds con su otro no tan famoso proyecto anterior, unos tal Oasis. Creo muy poca gente le puso atención exceptuando cuando sonó “Wonderwall”. A mí en lo personal me gusto escuchar “Champagne Supernova”)

El concierto además toma una importancia extra por todo lo sucedido unas semanas antes. Es la primera gran concentración de gente desde el sismo y la banda lo sabe, a lo largo del concierto Bono no para de señalar la solidaridad y comunidad que se ha creado durante la colecta de acopios y el rescate de los atrapados. Nos agradece haber venido en primer lugar, sabe que han sido días difíciles para todos, nos dice que espera que sus canciones logren aliviar el dolor que nos ha invadido, nos dice que no necesita buscar nada más, lo que necesita lo tiene frente a sus ojos, nos agradece haberle enseñado al mundo como cuidarnos los unos a los otros.

(Paréntisis 2: Honestamente no es posible disfrutar un concierto con vendedores atravesándose todo el tiempo gritando el producto que transportan, además que ahora si era todo un ejército, no solo de cerveza sino muchas otras bebidas, así como paletas, palomitas, y sabe Dios que más. Lo mínimo que podrían hacer es quedarse callados y uno preguntar que rayos trae si anda sediento/hambriento)

Las imágenes –que no se hicieron presentes hasta que se comenzó a tocar el disco como tal- nos remiten a la iconografía del album: la interminable carretera con sus caminantes, la escondida belleza de un lugar tan inhóspito como puede ser el desierto, gente con un casco de guerra, un recordatorio de todos los lados en los que anda inmiscuido los Estados Unidos desde la llamada “Guerra al terror”, así como un guiño a Peter Rowen, (el niño en la portada del Boy y War) que en el Best Of sale también con uno. A los miembros del Ejército de Salvación acompañando a la banda en “Red Hill Minning Town”, a la banda multiplicada y frenética durante “Exit” (que creo fue la que mejor se adaptó de las que llevaban años sin tocarse) para terminar con madres sosteniendo velas esperando recibir por fin alguna noticia de sus hijos para el final del disco con “Mothers of the Dissapeared”.

(Paréntisis 3: La calidad de la pantalla es impresionante, me hace pensar en la que usaron en la gira del Popmart que para su tiempo se vendía como la más avanzada de su época y comparada con ésta, es como pinturas rupestres contra él Renacimiento.)

El resto del concierto sirve para continuar con ese mensaje de comunidad, y en una existencia post temblor, “Beautiful Day” cobra una nueva relevancia, hemos despertado a que cualquiera puede ser el último que tengamos, hemos descubierto que lo más importante es cuidarnos los unos a los otros, el concierto ha logrado servir como una catarsis para los que aún seguían cargando sus miedos, una oportunidad para llorar, gritar, abrazar a los que tienen alrededor. Hemos visto que si hay futuro mejor. Bono nos llamó héroes a todos los mexicanos, y por algunos días y al resto del mundo, lo fuimos.

U2 Setlist Pop Music Festival Mexico City 2017, The Joshua Tree Tour 2017

Share Button

Post escrito por: Staff MHR

Post Relacionados